Gallinas transgénero

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información×

 927 530 610 - 659 166 976

 Detalle de la consulta
Gallinas transgénero
   23 de septiembre de 2018

Gallinas transgénero

A muchos de los que estamos habituados a tener gallinas en casa o llevamos criando gallinas de raza unos cuantos años, seguramente nos haya ocurrido alguna vez que una de nuestras gallinas haya desarrollado algunas de las características propias de los gallos, como crestas y barbillas más grandes, plumaje masculino parcial, espolones o incluso el canto. 

En la antigüedad, este tipo de “inverosímiles” sucesos estaban estrechamente relacionados con el miedo y la superstición e incluso existen dichos populares antiguos como "Cuando una gallina cante en la puerta, alguien en la familia morirá" o "Una gallina que canta debe ser ejecutada; de lo contrario, seguirá la muerte en la familia u otra mala suerte". 

Aún más aterradora era la leyenda que contaba la historia de un aparente gallo que puso un huevo. Se pensó que esta ocurrencia antinatural era causada por la posesión por un demonio o espíritu maligno. Un huevo puesto por un gallo tenía fama de ser un ingrediente principal en las pociones de las brujas y se pensaba que posiblemente de ese huevo podría eclosionar un basilisco, un ser creado por la mitología griega. Era un monstruo mortal producido por un huevo de gallo incubado por un sapo, lagarto o serpiente. Tenía la cabeza y las garras de un gallo, el pico de un águila y la cola y las alas de un dragón. Era de tamaño pequeño, pero era mortal. Cualquier persona o animal que mirara a sus ojos moriría inmediatamente. Incluso las plantas que estaban por donde este ser pasaba, se marchitaban. Aquellos que sean aficionados a la saga de libros de Harry Potter sabrán que un basilisco apareció en "Harry Potter y la Cámara de los Secretos".

El gallo de Basilea es probablemente el más famoso de los gallos que han puesto huevos. En 1474 un aparente gallo puso un huevo y fue procesado por la justicia en dicha ciudad suiza. El animal fue sentenciado en un proceso judicial solemne y condenado a ser quemado vivo "por el crimen atroz y antinatural de poner un huevo".

Según un observador que presenció in situ los hechos, la ejecución tuvo lugar "con la mayor solemnidad que se hubiera observado al enviar a un hereje a las llamas y fue presenciado por una inmensa multitud de ciudadanos y campesinos". Quienes sentenciaron de muerte al gallo pensaban que la brujería estaba detrás de que un gallo hubiera puesto un huevo. En aquella época, como hemos visto anteriormente, se creía que las brujas empleaban los huevos de gallo como ingrediente de sus recetas y de sus pociones mágicas. 

Hubo otros ejemplos de gallos que pusieron huevos que se hayan ido documentando a lo largo de la historia. Incluso la ciudad de Basilea tiene una serie de estatuas y fuentes de basiliscos para conmemorar esta parte de su historia.

Sin embargo, en la China tradicional existía una interpretación totalmente diferente respecto a la puesta de huevos por un gallo. Su visión del mundo era que el mundo natural y la sociedad deberían existir idealmente en armonía y un evento antinatural como un gallo poniendo un huevo era una señal de que este equilibrio había sido interrumpido. El gallo no debía ser considerado culpable, sino que el gobernador de la provincia o incluso el emperador podrían ser acusados de hacer algo para alterar la armonía y podrían ser destituidos o sometidos a algún tipo de "purificación".

Entonces, ¿cómo sucede la transformación de una gallina en gallo? 

Resulta que las gallinas sólo desarrollan completamente el ovario izquierdo, mientras que el derecho se mantiene en una condición reprimida donde no es ni un ovario ni un testículo. Ciertas afecciones médicas como un quiste ovárico, un tumor o una glándula suprarrenal enferma pueden provocar la regresión del ovario izquierdo de un pollo. En ausencia de un ovario izquierdo funcional, el ovo-testículo primitivo “durmiente” puede comenzar a crecer y convertirse en un testículo. Comenzará a producir hormonas masculinas y la gallina comenzará a adoptar características masculinas. Por supuesto, la gallina no se convierte en un gallo funcional que produce esperma y puede fertilizar a las gallinas. Todavía es una gallina con algunas características que lo hacen parecer gallo.

A veces, el cambio es permanente y, en ocasiones, es temporal si la afección que provocó la regresión del ovario funcional se revierte. Esto explica cómo el aparente "gallo" puede poner un huevo. Cuando la condición se invierte, el plumaje continuará pareciendo masculino hasta la próxima muda cuando el plumaje femenino crecerá. Pero hasta la muda, ¡parece que un gallo está poniendo huevos!

En 2011, en Gran Bretaña, una gallina que se convirtió en gallo fue noticia. Un matrimonio británico, Jim y Jeanette Howard, se llevaron una sorpresa de enorme magnitud al ir presenciando como Gertie, una de sus mascotas, se iba transformando gradualmente en un gallo. Primeramente, la gallina dejó de poner huevos. Luego, comenzó a pavonearse alrededor de su jardín y a cantar como un gallo. Durante las siguientes semanas aumentó de peso y comenzó a desarrollar grandes barbillas y cresta. Después de mudar, crecieron las plumas características de un gallo...  y llegados a este punto, los Howard, aún estupefactos, decidieron que necesitaban cambiar el nombre de "Gertie" por el masculino "Bertie".

De Gertie a Bertie

Nunca ha ocurrido el caso contrario, en el que un gallo se convirtiera en una gallina. El caso más cercano que se haya podido encontrar es el caso de los capones, en el que a un gallo le extirpan los testículos a una edad temprana para que madure sin la influencia de las hormonas sexuales masculinas. Esto se hace para producir un ave más grande con carne más tierna y sabrosa. El capón tiene la cabeza, cresta y barbillas más pequeñas que un gallo y es menos activo y agresivo hacia otros gallos, lo que les permite mantenerse en grupo sin riesgo de conflicto. Las plumas de la espalda y la cola también son algo más cortas que las de un gallo normal. 

Además, se han llegado a documentar casos de capones que exhibían comportamientos femeninos. Si un capón proviene de una raza que tiende a ponerse clueca, a menudo se encargará de criar pollitos, dejándolos anidar en sus plumas, cacareando y mostrándoles comida. El famoso científico Charles Darwin incluso reportó varios casos de capones sentados en nidos y en los huevos para incubar.

Texto de Rosaly Hupson para la revista AVIOCIO ( número 39)

Compártelo en las redes sociales:

Ventaja-1

Incubadoras y productos avícolas

Distribuimos en exclusiva para España y Portugal las prestigiosas marcas alemanas HEKA y SOLLFRANK. También somos distribuidores en exclusiva para España de la famosa marca inglesa BRINSEA. Contamos con nuestra propia marca de complementos alimenticios 100% naturales.

Ventaja-2

Venta de animales

Cumplimos con todos los permisos necesarios para la importación y venta de aves tanto domésticas como silvestres. Concienciados con el bienestar animal y cumpliendo la normativa vigente, todos nuestros animales se entregan con certificado veterinario.

Ventaja-3

Compra fácil

Por teléfono, por email o por nuestra tienda virtual. Tanto los productos como los animales, usted los recibirá en su domicilio con nuestro servicio de envío puerta a puerta de una forma segura y garantizada.